LEER ANTES DE USAR.

-Comentarios sujetos a moderación.
-Sin Manías NO ES un blog de contactos entre sus lectores y/o miembros, ni de intercambios de experiencias. NO SE ADMITE la publicación de datos personales de usuarios, como emails, nº de teléfono, links a páginas de FACEBOOK o similares, para este fin, al comentar una entrada del blog. Cualquier intento NO SERÁ PUBLICADO y AUTOMÁTICAMENTE REPORTADO a blogger comoSPAM. Mostrar públicamente este tipo de datos es algo que los usuarios registrados deciden al crear y/o modificar su perfiles en blogger, hecho totalmente ajeno a Sin Manías y del cual no nos hacemos responsables.
-NO se admite PORNOGRAFÍA INFANTIL.
-TODOS los modelos son mayores de 18 AÑOS.
-Contenidos VIOLENTOS NO serán admitidos.
-TODO lo que vas a ver aquí es PURA FICCIÓN.
-TODOS los VÍDEOS y FOTOGRAFÍAS han sido obtenidos gratuitamente DE LA RED. No se dispone del copyright de los mismos. Si algún contenido te pertenece y no deseas que aparezca, contacta con el administrador, y tu material será inmediatamente eliminado de este blog.
Y una recomendación final:
... Si no te gusta lo expuesto más arriba, y lo consideras ofensivo, no sigas leyendo y sal inmediatamente de esta página.








contadores de visitas gratis

jueves, 30 de octubre de 2014

Homework

Otra variante del mismo tema 'pillado por sorpresa'.
¿Y si de repente entra tu padre en tu habitación y te pilla masturbándote, por ejemplo, en lugar de estar haciendo tus tareas escolares?





NOTA: 
Este vídeo es un repost. 
Es uno de esos vídeos que desaparece sin razón alguna de la web de vídeos que lo aloja. Acabo de toparme con él de nuevo, y como me sentía nostálgico, he vuelto a subirlo.

Mi padre es un semental (Relato)

Me llamo Carlos y os voy a contar lo que me ha pasado hace un mes. Tengo 18 años. Me dicen que soy bastante guapo. De rostro aniñado, mido 178 cm y tengo un cuerpo bonito, bien formado y atlético. Soy rubio y tengo los ojos verdes. Hace cuatro semanas, al llegar del instituto, me metí en mi habitación, dispuesto a pasar una de tantas tardes sólo, como acostumbro. Vivo solo con mi padre Carlos. Él se divorció de mi madre cuando yo tenía meses, y nunca tuve mucha relación con él, hasta que hace cinco meses, con mi mayoría de edad decidí trasladarme a Madrid, donde él vive, y dejar la casa de mi madre en Valladolid, donde ella rehízo su vida.
Mi padre tiene 44 años, y está muy bueno. Es un hombretón sonriente, de 187 cm y muy fuerte. Tiene grandes manos, hermosos ojos verdes, pelo castaño y su vigoroso cuerpo de amplio pecho, fuertes muslos y brazos, está envueltos de un cálido vello castaño rizado, en el que me fijaba desde muy pequeño, cuando le veía en bañador por vacaciones.

Como os decía, llegué a casa como de costumbre; pero esta vez traía algo especial en mi bolso de cuero. Con un dinero que tenía ahorrado, me decidí a entrar en un sexshop y me compré un consolador modelo Vinnie d'Angelo. Un vez en mi habitación, saqué de debajo de mi cama la revista porno que guardaba como un tesoro. Me despeloté por completo y, excitadísimo, me empecé a toquetear, sentado en la cama mientras miraba la foto de un semental de gran pollón similar al consolador que empezaba a lamer. Me empecé a pajear lentamente y tras poner algo de saliva en mi culo empecé a jugar con este regalo tan apetecible, dilatando la entrada de mi ano. Ya había jugado antes con diversas hortalizas, así que sabía muy bien cómo hacerlo. 
Cuando llevaba 10 minutos de juego, ya me había metido gran parte del instrumento de placer en el culo, mientras disfrutaba como nunca, ya que era lo más parecido a una polla que me había metido nunca. De pronto oí un ruido, pero tras parar un momento, noté de nuevo el silencio y seguí tranquilamente, pues pensé que se trataría de algún vecino. Tenía los ojos cerrados y cada vez estaba más cerca del clímax. De hecho tenía el pollón de juguete dentro, y seguí sentado sobre el cabecero, con los ojos cerrados, imaginándome un tío como mi padre metiéndome dicha arma mientras me pellizcaba los pezones. Estaba en el cielo; tanto, que hasta me pareció notar como el chipote de látex se volvía a meter el solo lentamente en mi culo o salía sin yo cogerlo con mis manos cansadas...


Seguía disfrutando hasta que de repente noté una mano que sujetaba mi muslo, para que no bajase. Abrí los ojos sorprendido y vi la cara sonriente y maliciosa de papá, que con la corbata casi deshecha y las mangas de la camisa remangadas, observaba fijamente como introducía ese regalo en el culo de propio su hijo. Yo no hice nada, porque estaba disfrutando como nunca. Reparó en que le miraba, y con su pícara sonrisa me dijo encantado de conocerte por fin, Carlos. Yo, con complicidad y vicio le respondí, con un seco 'igualmente'. Luego me asió por el cogote con sus manos y acercándome a sus labios, me estampó un buen beso en la boca, metiendo toda su lengua. Después, con total naturalidad sacó el juguete de mis entrañas y arrogándolo al suelo añadió:
- Ya es hora de que disfrutemos los dos ¿no?
Sin dejar de sonreirme, se quitó la corbata y la camisa, con todo su peludo pecho al aire, mostrando sus anchos pectorales coronados con dos pezones duros como el hierro.
-Continua tú -susurró..
Me acerqué a él, y le bajé su cremallera sin quitarle el slip. Dejé caer el pantalón de los que pronto se zafó y admiré el enorme y largo bulto que se empezaba a escapar del calzoncillo. Pronto él se quitó el slip y apareció un gran rabo de unos 20 cm y bastante grueso, descapullado. Me agarré a sus duros y voluminosos muslos y empecé a besar ese gran chipote. Me lo metí en la boca y empecé a saborearlo. Mientras lo acariciaba con la lengua sus gemidos de placer inundaron toda la estancia. Así estuvimos durante unos10 minutos, alternando lo comida de rabo, por los lametones a sus gordos y colgantes cojones de toro bravo. De repente, me agarró por las axilas, alzándome y cogiéndome en sus fuertes brazos. Yo rodeé su cuello con los míos y nos fundimos en un largo beso desenfrenado mientras salió conmigo de mi habitación. Completamente desnudos, y sin dejar de besarnos, cruzamos el pasillo, el salón, y como recién casados, el umbral de su dormitorio. Allí me arrojó a la cama, como un animalillo indefenso. Rápidamente me volví y le contemplé una vez más, como siempre lo hice, pero ahora sabía que ese semental con ese gran rabo sería por fin mío y yo suyo. Creo que él pensó lo mismo durante unos segundos, y acto seguido se abalanzó sobre mí, alzándome de nuevo con maestría, y tumbándose boca arriba, me invitó a sentarme sobre él, como ya hice antes con mi juguete. Confieso que no fue difícil meterme todo ese rabo, ya fuera por la dilatación que conseguí con el chipote de látex, ya fuera por lo excitado y contento que estaba. Y así empalado, estuve cabalgando mucho tiempo, mientras a su vez él empujaba hacia adentro, haciéndome sentir su rabo muy profundamente. Y al cabo, me alzó de nuevo y me puso mirando al espejo del armario, frente a la cama de como un perrito. En el espejo se reflejaba aquel hombretón detrás de mí, cogiéndose su herramienta e introduciéndola en mí cuidadosamente. Empezó a empujar mientras me sujetaba con una mano por el muslo derecho, atrayéndome fuertemente hasta él, y empezó a bombear fuertemente y cada vez más rápido, mientras miraba al espejo y me sonreía y me guiñaba el ojo. Así estuvimos disfrutando los dos, hasta que papá me agarró de nuevo por las espalda y volteándome, saltó de la cama y me dijo:
-Ahora vas a sentirme en lo más profundo, chaval.


Me obligó a permanecer en pie en la cama, y cuando él a su vez se sentó, me ordenó clavarme sobre él como antes. Pero en el momento en que mi culo ya casi alcanzaba la punta de su verga, mi padre de pronto se levantó y me alzó agarrado por los muslos y enganchado por el culo. Yo me sujeté a su cuello, y gritando, dejé caer mi peso, hasta que su duro palo gordo penetró hasta adentro. Noté un dolor leve seguido de un intenso placer, mientras subía y bajaba y mi culo acariciaba el recorrido de esa gran polla que entraba y salía cada vez más rápido, y más rápido, hasta que sujetándome con las dos manos, para no poder escapar, y tras un rugido fuerte y grave, apretando su hermosa cara en un gesto de placer con los ojos cerrados, regó todo mi interior con un calor y una generosidad inimaginables, que me hizo igualmente regar todo su pecho sudoroso y peludo casi al mismo tiempo, como si fuera una fuente.
Me levanté, y me abracé a su cuerpo caliente, mientras él me besaba. 
Nos tumbamos morreándonos, y luego besándonos cariñosamente y con complicidad, padre e hijo en completa armonía. Así nos quedamos dormidos , dos amantes extenuados, hasta la mañana siguiente, cuando la luz del amanecer acarició nuestros cuerpos desnudos y abrazados, y tras un rato de caricias y besos, volvimos a amarnos esta vez ya sin prisas, sólo con amor. Apartir de ese momento y hasta ahora, seguimos viviendo nuestra vida igualmente, sabiendo que al llegar a casa, el ejecutivo soltero de oro y el adolescente de instituto se convierten en la intimidad en dos amantes insaciables.

AUTOR ANÓNIMO.
Relato extraído de la red.
Enviad vuestros relatos a:
Watchingyou o a Gus
Para obtener datos de envío, ver perfiles de Contribuyentes Sinmaníacos.

miércoles, 29 de octubre de 2014

Próximamente.



¡Muy pronto!
Coming soon!






Y además...

sábado, 25 de octubre de 2014

Para empezar el fin de semana.

Buen fin de semana amigos.

Nick Capra y Armod Rizzo

Encontré este video y me parecía que les iba a gustar.
 Saludos.
'Ego te absolvo a peccatis tuis in nomine Patris et Filii et Spiritus Sancti'.


    


Escena de la película Forgive me Father (2014)  dirigida por
 Nica Noelle y producida por
Icon Male Studios.



jueves, 23 de octubre de 2014

Daddy Marc West, pajote.


Marc West
Lo que vamos a ver es sencillamente al madurito Marc West haciéndose un pajote en la intimidad -es un decir- de su despacho. Pero no es una paja urgente, ni producto de la calentura por haber estado viendo porno, por ejemplo. Es una paja que surge por el simple hecho de hacerse una paja. De esas pajas que te has hecho/ nos hemos hecho/ me he hecho incontables veces... Pajotes memorables, en aquellas ocasiones en las que te sientes tranquilo, te relajas y haces una pausa del mundo en el que vives; y te sientes tan a gusto, que te se te antoja tocarte, y acariciar tu miembro, sentir una vez más cómo va creciendo entre tus piernas, sobándote tus huevos, hasta que de pronto te encuentras con que estás agarrando tu verga, sacudiéndola suavemente, sin pensar en nada ni en nadie, sólo disfrutando de tu propio cuerpo, de tu sexo, de tu propio placer, del placer de ser hombre. ¡Es arte de la paja! ¡Y cuántas páginas se habrán escrito sobre ello! Todos nos masturbamos.


¡Hasta tu entrenador, como Marc West en este vídeo!
Y este vídeo es una escena de la compilación de pajotes titulada Hard Up, Bigger and Thicker (2000) de los estudios Pacific Sun Entertaiment.
Disfruta de tu paja.
¡Que tengas un muy buen orgasmo!





Hard Up - Scene 5 - Pacific Sun Entertainment brought to you by Tube8

NOTA FINAL: Si os apetece contarnos cuáles han sido vuestras mejores pajas, ahora es el momento. La sección de comentarios os está esperando.

The secrets of college life (Completa)

The Secrets of College life (2011).
¿Qué ocurre cuándo el frío del Este se encuentra con el calor de Occidente? Pues elemental. Cuando eso ocurre, se produce lo que llamamos 'el deshielo'. Y sube la temperatura.
Vamos a compraborlo con esta película de twinks.
The secrets of college life, título cuya traducción no es ningún secreto pero que, no obstante, os lo vais a tener que traducir vosotros mismos por el matiz que le podéis dar a la palabra college, es una porno que nos llega desde la República Checa. Producida en 2011 por los estudios Hornet Pictures y dirigida por Michael Steel -un pseudónimo como otro cualquiera- estos secretos de la vida estudiantil, no son más que una excusa para mostrar la belleza twink -adolescentes que recién alcanzaron la mayoría de edad- y su explosiva e incontrolable sexualidad, manifestada de mil formas diferentes ya sea masturbación, sexo oral, tríos, orgías, pero siempre con un buen final a base de leche bien calentita.


Sentadas las bases, añadiré que la acción -es decir, la primera gota de leche derramada- comienza con el intercambio de un grupo de chavales de Europa del Este en un internado inglés de los de toda la vida, de los de traje y corbata y jersey de cuello de pico con el escudo del colegio bordado en la parte frontal; vamos, uno de esos college de los de yes sir, no sir... Catorce muchachos, pero más de catorce orgasmos, desfilan por esta peli, en la que los pasillos cobran vida, sube la temperatura en las aulas y todo se decide durante las noches, en los dormitorios.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...