LEER ANTES DE USAR.

-Comentarios sujetos a moderación.
-Sin Manías NO ES un blog de contactos entre sus lectores y/o miembros, ni de intercambios de experiencias.


-NO SE ADMITE la publicación de datos personales de usuarios, como emails, nº de teléfono, links a páginas de FACEBOOK o similares al comentar una entrada del blog. Cualquier intento NO SERÁ PUBLICADO y AUTOMÁTICAMENTE REPORTADO a blogger como SPAM. Mostrar públicamente este tipo de datos es algo que los usuarios registrados deciden al crear y/o modificar su perfiles en blogger, hecho totalmente ajeno a Sin Manías y del cual no nos hacemos responsables.


-NO se admite PORNOGRAFÍA INFANTIL.
-TODOS los modelos son mayores de 18 AÑOS.
-Contenidos VIOLENTOS NO serán admitidos.
-TODO lo que vas a ver aquí es PURA FICCIÓN.


-TODOS los VÍDEOS y FOTOGRAFÍAS han sido obtenidos gratuitamente DE LA RED. No se dispone del copyright de los mismos. Si algún contenido te pertenece y no deseas que aparezca, contacta con el administrador, y tu material será inmediatamente eliminado de este blog.


Y una recomendación final:
... Si no te gusta lo expuesto más arriba, y lo consideras ofensivo, no sigas leyendo y sal inmediatamente de esta página.


domingo, 29 de enero de 2012

Un relato para celebrar el cumpleaños.

Ramón y su hijo Miguel podrían ser tus vecinos. Viven en Getafe, en un bloque de pisos, y son, a tus ojos, un padre de cuarenta y pocos y un hijo de veinte. Tienen un perro pequeño, que normalmente pasea Ramón. Algún domingo los ves salir del portal, juntos, con las bicis. Si te los cruzas, les saludas y les sujetas la puerta. Si coincidís en la piscina de la parcela, en verano, te pones malo.

Porque estás seguro de saber lo que hacen cuando nadie les ve, en su casa, encima de tu techo. Sabes que Ramón ha educado a su hijo como tú querrías haberlo hecho con el tuyo. Sabes que sólo lavan sábanas de cama de matrimonio porque duermen juntos desde hace años. Sabes que el padre pone el despertador todas las mañanas para despertar a su hijo con una mamada. Sabes que el chaval vuelve de la universidad con la polla dura, pensando que su padre le espera a cuatro patas, en el medio del pasillo, metiéndose uno, dos, tres y cuatro dedos por el ojete. Sabes que van juntos al gimnasio, y te los imaginas en la ducha, calentando al personal. Piensas en ellos dos, con las pollas morcillonas, enjabonándose la espalda el uno al otro, encargándose de llamarse en alto "papá" e "hijo" para que no haya ninguna duda. Has visualizado la mano de Ramón entre las nalgas de su hijo Miguel, lavándole bien, demorándose en el ojete más de lo que un padre decente debería. Lo has visualizado mientras te pajeabas con los calzoncillos de tu hijo sobre la cara. Olías su entrepierna, lamías la tela hasta exprimirla y te corrías envidiando a tus vecinos de arriba.

Porque tú quieres hacer con tu hijo lo que Ramón hace con Miguel. Tu chaval tiene un culo redondo y fuerte, de futbolista, que te pertenece y que deberías honrar como si fuera un monumento. Sueñas con agarrarle las nalgas con las manos y lamerle el ojete fruncido, duro, maravilloso. Quieres meterle la lengua por el culo, hasta dentro, y oírle gemir. Quieres sentarte a horcajadas encima de él, ensartarte en su rabo joven y moverte de arriba abajo mientras le miras buscando su parecido a ti, mientras le llamas "hijo mío", mientras le sobas el pecho, la tripa, los hombros, la boca. Quieres que te llene las tripas de su lefa fresca, y piensas en lo extraordinariamente pervertida que te resulta tu fantasía: un círculo de semen que va y vuelve a tu cuerpo. Porque tu hijo ha nacido de ti, y no hará más que devolverte el regalo cuando se corra dentro de tu cuerpo. Piensas que tu cuerpo absorberá la lefa de tu hijo en una ceremonia de equilibrio perfecto. Piensas en lamer los huevos de tu hijo, llenos de tus nietos.

Y entonces enciendes el ordenador y entras en este blog, que llevas leyendo un año. Te asombra y te calienta pensar en la cantidad de hombres que lo leen mientras sueñan con follarse a sus hijos, a sus padres o a sus hermanos. Tu propio padre, quizá, sea todavía un hombre de buen ver. ¿Has pensado en él a cuatro patas, en pelotas, gateando hacia ti y pidiéndote rabo? ¿Has pensado en tus dos nietos desnudos, recién llegados de la playa, lamiéndote los huevos y pidiéndote la merienda? ¿Has pensado en tu hermano mayor de rodillas ante ti, con la boca abierta, llena de tu lefa, esperando tus órdenes para tragar?

Eres parte de una gran familia. Bienvenido y gracias por estar con nosotros.

miércoles, 25 de enero de 2012

Lección de paciencia


Seguimos festejando nuestro/vuestro aniversario con más regalos...
Lección de paciencia. Y de tiempo. Eso es a lo que se reduce todo lo que acabo de recibir en un correo: una lección. Me explico. ¿Os acordáis del post de introducción a aquel cómic de Josman, con textos de Don Pin Pon, titulado Pero Papá...¡Follamé!? Bueno. Pues, Don Pin Pon, a quien yo andaba buscando, se ha puesto en contacto conmigo esta semana, mandándome un correo y no, precisamente, desde Barrio Sésamo. En dicho correo dice:  'Hace un año decidí hacer un blog de relatos gay en forma de cómic, para que fuese mas ameno de leer. Pedí opinión a algunos gestores de otros blogs que me gustaban mucho (incluidos vosotros, aunque no octuve respuesta) Así contacté con Kafquiano (administrador de I love the gay comics 2) y con Gerardo (de Mitos y cuerpos) A todos les dije lo mismo: si os gusta alguna de mis historias publicadla sin más,. Y asi lo hizo Gerardo y la fantasia con las ilustraciones de Josman gustó mucho.'




Y aquí debo entonar un claro mea culpa. Ese email solicitando opinión no lo vi en su momento. Se quedó vagando por ahí hasta que lo descubrí esta misma semana. Porque de haberlo visto en su momento me hubiera llevado una agradable sorpresa al saber que al otro lado del ordenador había alguien haciendo lo mismo que yo: manipulando fotografías y poniéndoles texto, para crear con todas ellas una historia. Pero no lo vi. Mientras tanto mis colegas blogueros y yo mismo seguimos nuestros propios caminos, y  Don Pin Pon el suyo, con la creación de  Fantasías en cómic, el blog al que aludía en su primer email. En él, tal y como acabas de leer, ya aparecía la historia de Josman titulada Pero Papá...¡Fóllamé!. Sobre ella, Don Pin Pon opina:  'Me siento mal al usar el trabajo de otros, asi que siempre que puedo intento escribir a los ilustradores.  Con esto quiero decirte que no me he puesto en contacto con Josman (...)  El único que si me lo ha dado (su permiso) e incluso me facilitó algun dibujo, fue Simon...'


Bueno, esto último no es tan sorprendente: debe ser difícil obtener el permiso de los autores originales para usar sus obras. Además  puede que sea un dato irrelevante, pero al final se aclara la cuestión de los permisos. En su email Don Pin Pon también se entretiene en contarme del porqué de seudónimo: 'Un grupo de coleguillas jugabamos a un famoso juego en red y cada uno eligió a un personaje de Barrio Sésamo y el mío quedó mal escrito porque otro jugador ya lo tenia, y decidi dejarlo asi, (ademas resulta que el actor que estaba dentro del muñeco es todo un papi oso y tiene una voz de lo mas sugerente)'  Pues si. De Alfonso Vallejo era la voz; un actor asturiano, con un extensa cinematografía como secundario, y tan maltratado por la televisión, como para aceptar meterse dentro de un gigantesco muñeco y darle vida, para regocijo de los niños de aquellos primeros años 80.

Alfonso Vallejo

¡Ays, qué recuerdos de niñez!
Bueno el caso, es que para finalizar Don Pin Pon me dice que: ' si quieres alguna historia (del blog)  la coges  y punto, hay un poco de todo. Y eso he hecho. Fantasías en cómic es un blog joven, y guerrero. Básicamente inclinado a la celebración del hombre maduro -y aquí entran nuestros daddies, claro- este blog es además una enorme colección de fotonovelas y de cómics, y  hasta de un combinado de ambas cosas, cuya autoría es de nuestro amigo Don Pin Pon, pero todo sobre la base del trabajo en forma de ilustraciones de otros artistas. Uno de esos trabajos es el que presentamos a continuación. Se titula Lección de Paciencia, e intervienen, papá y sus dos hijos. Va por vosotros, Y una vez más, gracias Don pin Pon.

LECCIÓN DE PACIENCIA.















lunes, 23 de enero de 2012

Como todas las noches.

Y en esta semana de celebraciones, como primer acto para festejar nuestro primer aniversario juntos VOSOTROS y NOSOTROS  SIN MANÍAS,  y como todas las noches, cuando visitas el blog... ¿Quién te espera en el lecho?







domingo, 22 de enero de 2012

Daddy fucks his son while sleeping.

Uno los vídeos alojados en Xlive que ya no se pueden ver. ¡Con casi 3000 visitas al mes, fue el vídeo más solicitado en este blog! Ahora recuperado para ti. En breve paso a borrar el post original donde presentaba este video. ¡Que os aproveche!
La presentación decía así:
  Papá se tira a su hijo, mientras el pobrecito está durmiendo... La frase final me encanta, por lo metódica: No se lo digas a tu madre, hijo...


Vintage DIRTY DADDIES (Scene)



Dirty Daddies (1990) es una película de la época pre-condón, de los estudios HIS. Vi esta película hace ya muchísimos años y la actuación de Eric Manchester, por aquel entonces,  me puso to palote. La película, en si misma, no es un gran vintage para el recuerdo, pero su título va más allá del mero significado de la palabra DADDY como hombre maduro: casi significa también papá por una única escena incestuosa -la que os presentamos ahora- que rompió los moldes hasta de la censura de la época. Por lo demás, toda la película es una serie de escenas sueltas entre joven y maduro que nada tienen que ver la una con la otra.

Cartel de DIRTY DADDIES (1990)

Yo nunca he entendido a esa censura, que no es tanto de tipo legislativo como moral, en un país donde 9 de cada 10 protagonistas de una película o serie de televisión esgrime armas a diestro y siniestro (si, ya sé que su Constitución les ampara) pero una palabrota, una teta o cualquier referencia al sexo es modificada o rebajada hasta lo absurdo; es decir: censurada. ¿Mal gusto? 
Para 1990 en la industria del porno había de todo... ¿Incesto gay? Muy poco. No exisitía -ni aún existe- el equivalente al porno gay de la película hetero de 1970 y algo llamada Tabú; tal vez con la excepción de la pelicula Brothers (1982) y poco más. Claro que todavía en los 90 se usaba la expresión dentro del armario o estar en el armario.  A donde quiero llegar es que usar la palabra dad o daddy en su signíficado más básico (como padre o papá) era algo que no veías en el porno gay de aquellos años, aunque si en el porno heterosexual. Hacerlo era algo nuevo, como salir del armario. Claro que películas gay del tipo intergeneracional siempre las hubo, y de ellas vino la acepción como hombre maduro de la palabra DADDY.  
Es igual, no importa. Esto es para las nuevas generaciones que lo han tenido todo algo más  fácil y que nunca han tenido un armario para otra cosa que para guardar sus ropas.

Eric Manchester
Nick Fabrini
Esta escena de Dirty Daddies la protagonizan Nick Fabrini, como el hombre maduro, el Daddy en cuestión, y Eric Manchester,  como el jovencito. En la película, si no recuerdo mal -y si alguien la ha visto y también la recuerda que me corriga- ambos son tío y sobrino. Eric, el gran deportista universitario, va a casa de su tío de visita... No es una gran cosa, pero nos han colado -sin comerlo ni beberlo- un incesto, y aunque sea simulado, fue uno de los poquitos de aquellos años.
Los fans de Eric Manchester, quien como la mayoría de los actores porno de entonces venía de hacer películas hetero y bisex, se decepcionaron con esta actuación, dado que el muchacho ya tenía varias películas gays in su haber y en todas, a diferencia de en esta, había hecho de activo. Al parecer no les gustó verle siendo penetrado por Nick Fabrini, por entonces una estrella del porno de los años 80 en horas bajas.


video

miércoles, 18 de enero de 2012

Introducción a ... Josman y a Don Pin Pon

Hello again
Esto lo tenía guardado desde hace meses, en la nevera, como quien dice. Es un trabajo de Josman y no lo es. O tal vez si, o quizás no. Puede que sea mejor, o peor. Pero ¿acaso importa?
Cuando lo vi por primera vez en Battles of the Grandpa me llevé a engaño,  porque creí que se trataba de algo nuevo de Josman, o de algo viejo que yo aún no había leído, considerando que la historia que se cuenta no me era para nada familiar. Al contrario que las ilustraciones: yo tenía la seguridad de haberlas visto previamente en Hjmag o en algún otro similar. Dichas ilustraciones, según yo podía recordar, apenas tenían texto, si es que alguno tenían...


















Pero ahora había toda una historia entera contada con esas ilustraciones... Y en español. ¿Dónde estaba la versión original en inglés de Josman? Y a propósito... ¿Cuál era su título? Aparentemente no tenía, o no figuraba, o el administrador de Battles of the Grandpa al subir el post se olvidó de ponerlo. El caso es que guardé en mi pc todas estas viñetas en una carpeta que titulé 'Camping', dado que la historia se desarrollaba en un campamento de verano, o en un camping o donde fuera.




Meses más tarde, hablando con Kafkiano,  mi simpático colega mexicano de I love the gay comics se aclaró la cuestión. Y es que ambos estuvimos platicando, a través de numerosos emails, sobre diversos autores de cómics que tratasen el tema nuestro de cada día. Y al mencionarle mi hallazgo, al que para entonces yo ya clasificaba como un refrito de Josman, él me dijo que dicho refrito en principio no era tal, y que su autoría, además de a Josman, se atribuía a alquien que firmaba su  trabajo con el seudónimo de Don Pin Pon. Quedéme a cuadros por la mayúscula sorpresa. ¿A qué y a quién me recordaba ese nombre? La música de Barrio Sésamo acudió a mi mente como empujada por un resorte, danzando por entre las paredes de mi pensamiento en forma de cruel ironía.
Aparentemente el refrito de Josman tenía autor y además, según se cree, tenía la bendición del propio Josman, alabado sea Dios, aleluya y amen. Pero ...¿quién es Don Pin Pon? ¿De dónde ha salido? ¿Es también un artista digno de nuestras alabanzas y  yo no habiéndolo sabido?
Y de pronto recordé: una cosa estaba clara, Don Pin Pon no venía de Barrio Sesamo, como tampoco podía tratarse de aquel extraño ser amorfo, Don Pimpon, peludo, de ojos absurdamente redondos, nariz de patata, sombrero de paja, tamaño sombrilla de playa y vestido con un mono de trabajo azul....¡Sueños rotos de mi niñez!  ¡Un personaje de la tele española de mi infancia ahora se dedicaba a escribir pornografía! Una quimera que rayaba en lo absurdo, eso es lo que era. Aunque claro, ni la evidente diferencia de ortografía que recalaba en la letra M del personaje la tele, ni  la N del nuestro autor de marras, evitaba esa ridícula asociación. Porque si lo pronuncias deprisa casi que ambas suenan igual, ¿verdad?


Y entonces mi colega me remitió a Cartoons Gays y por fin, aparecieron datos concretos sobre Don Pin Pon. Según leemos en dicho blog,  tras teclear las letras del misterio que nos ocupa en su buscador, Don Pin Pon  es un genio (...) y esta vez comparte su cuarta publicación para MITOS Y CUERPOS; se trata de ilustraciones que él adapta y les pone textos o diálogos y en esta oportunidad lo hizo con BRUTE de SIMON, mismo autor que le dejó sus ilustraciones sin censurar, para que pueda hacer sus historias, y como agradecimiento nuestro amigo hizo una historia lo más caliente posible...


Así pues, he aquí la clave sobre el trabajo de Don Pin Pon: 
-Ilustraciones de otro(s) autor(es) que él adapta, y les pone texto o diálogos.
-En ocasiones cuenta con el permiso del autor u autores de dichas ilustraciones.

Sin embargo, he buscado en Mitos y cuerpos su supuesta cuarta publicación -y la tercera, y la segunda y, como no, la primera- y no he encontrado lo que buscaba. No hay ninguna etiqueta que diga Don Pin Pon, ni referencia alguna en los posts dedicados a Josman, Es más, esta tira de ilustraciones que presentamos a continuación,  tampoco viene en dicho blog. Quizás se trate de Gerardo, el administrador de Mitos y Cuerpos, o no.  Así pues, exhortamos desde aquí, a todos aquellos amigos  que nos siguen, a que nos den más datos sobre este artista, si, puesto que lo es, llamado Don Pin Pon, seudónimo muy familiar para los niños españoles que crecieron en los años 80 viendo el Barrio Sésamo español.


Recapitulando: todas las ilustraciones son de Josman, y la historia y el guión es de Don Pin Pon. La que ahora presentamos tiene el sugerente, e imaginativo título de Pero papá... ¡Fóllame!, un título sin dobles sentidos, claro, y que es toda una declaración de intenciones. Dado que todo cuanto acontece en esta historia sucede en un camping, y aludiendo a una frase del personaje narrador de la misma, yo tal vez la hubiera titulado mejor Camping de los lagos o Campamento de verano. Es mi única crítica, si se me permite. Porque la historia está perfectamente encajada en el estilo de Josman, de ahí que al toparme con ella por primera vez, me preguntase  si era o no era Josman.
Finalmente, si a vosotros os suenan los dibujos de haberlos visto en otra parte, como me ocurre a mi, decir que algunos de ellos aparecen ilustrando relatos publicados en Hjmag, entre 2007 y 2009 si es que no ando equivocado. Uno de ellos se titula A father-son talk, y lo firma Robert Glym. Otros dibujos que puedo identificar han ilustrado un relato llamado Like this Dad, cuyo autor ignoro, y algunos otros aparecen en un texto  titulado Wet. Y aún habrá más. Todo esto es como una bella y acurada operación de reciclaje de material de Josman, hecha en una época de vacas flojas en cuanto al trabajo de Josman se refiere -ya sabéis que el pobre ha estado bastante mal de salud en los últimos años- y dirigida expresamente a un público lector en español. Bravo.
Y ahora, por fin tras tantas parrafadas de verborrea, aquí tenéis la historia toda entera divida en dos partes... Pero papa... ¡Fóllame!




Pero papá... ¡Fóllame! Parte 1.

Pero papá... ¡Fóllame!. Parte 1








Pero papá... ¡Fóllame! Parte 2.

Pero papá... ¡Fóllame!. Parte 2












martes, 17 de enero de 2012

A examen

No le hago ascos a esos vídeos que muestran a un maduro profesor junto con su joven alumno en cualquier circunstancia... Máxime si dicha circunstancia les lleva a estar tan íntimamente juntos que acaban follando... Y esto me lleva a preguntaros, por vuestros tiempos de instituto, o ahora mismo si sois estudiantes... ¿Nunca habéis sentido una atracción especial hacia el profe?... ¿Y si el profe os pilla copiando en el examen? ¿Cuál sería vuestro castigo?




¿Crees que habrás aprobado el examen?

sábado, 14 de enero de 2012

Médico y paciente


Médico y paciente o Doctor's Office.


Daddy's Houseboy

¿Te gustaría un chico como el del vídeo que te dejara tu apartamento limpio, recogido y aseado?


Daddy's Angels.

Bueno, ante todo decir que el comienzo del año apenas me está dejando tiempo para cuidarme del blog. Pido mil disculpas -apologies y excuse moi-. Tenía cositas guardadas del año pasado, sobre todo vídeos y voy a ir tirando de ellos; como digo, no tengo tiempo para nada más.
Y hablando de vídeos: ya he comprobado que el vídeo del post anterior no puede verse. Suele suceder en Xvideos.com cuando el propietario exige que el su vídeo sea retirado. Pronto borraré el post y asunto liquidado. En compensación os traigo un regalo: toda una película entera para vosotros. Película doblada al español de España, al castellano ibérico, que seguramente les sonará raro a todas aquellas personas que nos siguen cuya lengua natural no es el español. Pero creedme no es tan raro: en España, desgraciadamente todas las producciones extranjeras se doblan al español, y el porno también. Consecuencia: España, al igual que el Reino Unido, es una nación que se mira el ombligo y no sabe idiomas. Y tu me dirás que para qué necesitas saber idiomas si quieres ver una porno... ¿Para correrte políglota e internacionalmente mejor? 
Sin bromas: no es lo mismo.
Daddy's Angels,  estrenada in Spain con el mágnifico, erótico, significativo, y sugerente título de Ángeles y Pecadores, es básicamente un porno de tema intergeneracional.


No es una gran porno, pero hay dos cosas que me llaman la atención: la primera es participación la gran estrella el porno gay  Cameron Fox -por lo menos en 2003 cuando se filmó esto, lo era- Y segundo, una escena incestuosa de las nuestras... Incesto simulado, claro: no mata, no engorda, no engaña a nadie... Disfrutarlo.






¡Lástima del doblaje! 
Bueno, aprovecho para anunciar que los próximos post serán videos que tenía guardados en por ahí. 
Salud a todos.