LEER ANTES DE USAR.

-Comentarios sujetos a moderación.
-Sin Manías NO ES un blog de contactos entre sus lectores y/o miembros, ni de intercambios de experiencias.


-NO SE ADMITE la publicación de datos personales de usuarios, como emails, nº de teléfono, links a páginas de FACEBOOK o similares al comentar una entrada del blog. Cualquier intento NO SERÁ PUBLICADO y AUTOMÁTICAMENTE REPORTADO a blogger como SPAM. Mostrar públicamente este tipo de datos es algo que los usuarios registrados deciden al crear y/o modificar su perfiles en blogger, hecho totalmente ajeno a Sin Manías y del cual no nos hacemos responsables.


-NO se admite PORNOGRAFÍA INFANTIL.
-TODOS los modelos son mayores de 18 AÑOS.
-Contenidos VIOLENTOS NO serán admitidos.
-TODO lo que vas a ver aquí es PURA FICCIÓN.


-TODOS los VÍDEOS y FOTOGRAFÍAS han sido obtenidos gratuitamente DE LA RED. No se dispone del copyright de los mismos. Si algún contenido te pertenece y no deseas que aparezca, contacta con el administrador, y tu material será inmediatamente eliminado de este blog.


Y una recomendación final:
... Si no te gusta lo expuesto más arriba, y lo consideras ofensivo, no sigas leyendo y sal inmediatamente de esta página.


sábado, 19 de enero de 2013

Dad goes to college (escena)

Amigos sinmaníaicos, hoy estoy contento.  
Por fin he encontrado algo que sigue bastante bien la línea incestuosa marcada a principios del año, que inaugurábamos con Starcrossed. Pero en versión porno. 
He aquí de lo que estoy hablando:



Dad goes to college (2.012) es una porno de Joe Cage. Y tú me dirás que no tienes el gusto de conocer a ese señor. Y yo te diré que yo tampoco; pero añadiré de entrada que ese señor se ha atrevido a romper el tabú que siempre ha existido en el porno que nos llega de USA: el incesto gay. A ver, no es que no se hubieran hecho antes películas, -ya hemos hablado de ellas en algún que otro post- si no que más bien Joe Cage ha ido recuperando el tema sin manías pero sin especializarse en ello, tal vez para no encasillarse. Dad goes to college, al igual que otras pelilculas del señor Cage, no deja de ser un desfile intergeneracional de actores porno con buenas dosis de sexo, pero con un añadido: papá y su hijo, tal cual, sin dobles lecturas; es decir incesto simulado.

 Max Andrews, Girth Brooks
y Allen Silver

De hecho en la serie Sex Files, concretamente en Sex Files 9: Neighborhood Rec Room hay una escena incestuosa metida deliberadamente en escena -la serie Sex Files de Joe Cage es de hecho una joya para quienes les guste este tipo de porno intergeneracional-
Más recientemente, el señor Cage filmó Dad takes a fishing trip (2.011), con Allen Silver como dad. Aquí había una escena que a muchos les puso los pelos de punta, no por lo que muestra, sino también por lo que sugiere -recurso este último, totalmente olvidado en el porno de hoy, pero muy frecuente en las películas vintage de los 60 o 70- Dicha escena presentaba a Allen Silver terminando de asearse, con una semierección entre sus piernas, mientras un jovencito -que en la película hace de su hijo- lo está mirando frente a la ducha... A continuación, Allen Silver se da vuelta, y padre e hijo se miran el uno al otro con lascivia y deseo... Pero la escena no va a más... El resto de este film hizo las delicias de aquellos amantes del porno intergeneracional, ya que el padre aludido en el título, sí que se iba de pesca, pero ya os podéis imaginar lo que pescaba...

Allen Silver, el padre
Conner Habid, el hijo.


En 2012 el señor Joe cage presentó Dad goes to college, la cual ya se vendió como una segunda parte de Dad takes a fishing trip, pero nada más lejos de la realidad. Aquí nadie se va de pesca, con lo cual podría parecer que se nos acaba la película antes de empezar. Pero tampoco es eso.
Allen Silver, interpreta a un hombre maduro que vuelve a la universidad a estudiar, o eso dice. Y su hijo también. ¡Qué bueno! Padre e hijo estudiando juntos en las aulas, y también compartiendo fiestas, jaranas y jaleo en las hermandades universitarias, como dos colegas... Y con esta última parte nos quedamos... De hecho una de las primeras escenas  ya nos deja claro lo bien que se la pasan los dos en la  facultad. Allan Silver, papá, y Conner, su hijo, están fuera, al aire libre, orinando. La comparación (y admiración) de sus penes les lleva directamente al deseo de disfrutar el uno del otro...He aquí unos fotogramas:





Nos podemos imaginar lo que sigue, ¿verdad?
La escena que ahora os presento quema. 
Sin explicaros el porqué se llega a la situación que se muestra nada más comenzar el vídeo, deciros que en principio Allan Silver Y Girth Brooks comparten amante: el joven Alex Andrews... Sin embargo la situación se les escapa de las manos... La escena en la que  Girth Brooks se folla a Alex Andrews mientras, detrás, Allen Silver lame sus bolas  me puso malo de excitación. 

Alex Andrews.
Sólo me resta decir: cuidado con vuestras braguetas, no exploten. Y tampoco vayáis a manchar mucho la pantalla. ¡Felices pajas!

Max the hot guy o el madurito pasivo.

Este video ya lo teníamos en el blog, pero en versión corta... Aquí encontré la versión larga... Todo el polvo de casi 22 minutos de duración.
Buen provecho.
¿Alguien sabe quién es el madurito pasivo/botton?

Cowboy, older man and young boy

Pues llegados a este punto, yo creo que nos merecemos un vídeo, ¿no es cierto? Pero un vídeo que nos caliente de verdad, que viene haciendo frío... (argentinos y chilenos, esta última frase jamás le escribí, ¿si?)
He elegido este: un cowboy algo chubby -gordito-, más un madurito canoso, más un jovencito... ¿Qué más podemos ofrecer en estos tiempos de crisis sino un 3 x 1 ?
¡Feliz pajote!

                    

miércoles, 16 de enero de 2013

En la playa, al aire libre.












Abrirse a lo nuevo. (Relato)

Abrirse a lo nuevo es un relato de J.D. 
Este relato, tal y como leemos en su blog ( Propahi ) es la continuación de una 'saga' iniciada ya hace algún tiempo, y que comenzó con el relato Pajea a tu padre y luego siguió con Negociaciones (ambos ya linqueados en este blog) 


El relato de hoy viene caliente, y quizás más caliente que los dos anteriores. 
Quema. 
Primero porque la narración arranca en 'media res'; y no sólo porque ya hemos leído las dos primeras entregas y su autor no quiera repetirse, sino tal vez para subir aún la temperatura del contexto en el que los dos protagonistas disfrutan del sexo... Quema, y se añade más leña al fuego que arde, porque en segundo lugar, vamos a asistir por primera vez a algo que ni yo mismo he sido capaz de escribir... (bueno, circulan por este blog varios relatos que nunca quise firmar como míos -así de buenos eran- y que cuentan la misma historia) Sin embargo es un tabú, ¿no es cierto? Quiero decir que JD, Paterbond -ver nube de etiquetas del blog- o yo mismo podemos escribir un relato homosexual  incestuoso entre padre e hijo en el que el lector espera que sea el progenitor quien asuma el rol de activo... Si, eso es lo que espera el lector. ¿Pero y si le damos al lector lo que no espera?
Pues de ahí que el título de este relato no sea casual... Abrirse a lo nuevo, donde lo de abrirse es abrirse por vez primera algo nuevo sexualmente hablando, y quien se abre -el activo de toda la vida- se enfrenta a algo inimaginable...




Es de noche, invierno. Mi cuerpo desnudo yace boca abajo, tapado por la sábana y la manta. Siento una respiración cerca mío. Se oye el chasquido de una lengua. Percibo una presencia cerca de mi parte trasera. De pronto, una lengua ajena recorre, con avidez, mi culo, mientras mis nalgas son tomadas y separadas suavemente por dos manos expertas. La lengua recorre hacia arriba y hacia abajo, hacia adentro y hacia afuera, circunda mi agujero. Exhalo un leve gemido de placer. La boca ajena me besa el ano.

Se oye el ruido de un frasco. Un dedo entra en mi culo, doliendo al principio, cada vez menos. Al entrar, me masajea por dentro. Nuevamente exhalo quejas y placeres. Oigo rasgarse un envoltorio de preservativo, percibo un movimiento de desenfundar. Recibo un último beso en la cola.
                                                  (...)

Tal vez no quede otra que plantearlo de frente. No va a ser fácil, lo sé.
-Me gustaría poder metértela yo también- la frase resuena fría en aquel desayuno. La ocasión no es para nada sexual, y aprovecho ese momento. En la cama, no tengo tanta resistencia, porque al fin y al cabo me gusta que me penetre, es que sólo quiero saber qué se siente...
El silencio posterior a ese enunciado confirma que se acusó recibo del mismo. Suspiro.
-¿Por qué?- me pregunta, desconcertántemente.
-Porque... -debo hilvanar una respuesta coherente si no quiero perder esta chance.- Porque... se nota que está muy bueno, y que vos lo pasás muy bien. Y quiero probar yo también, creo que tengo ese derecho.
-Vos también la pasás muy bien, así como estás ahora. Gemís de lo lindo - dice, entre prosaico y entristecido...
                                                  


-Date vuelta- le pedí.
Hubo una breve hesitación, que yo ayudé a disipar empujando su cuerpo desnudo con las manos. Quedó boca abajo. Pasé la lengua por su espalda, masajeando también su cuello. Le resoplé al oído.
Toqué sus nalgas, las amasé en mis manos, las rodeé, las sobé, las manoseé. Bajé la cara y le di un sonoro beso en la nalga. Lamí sus nalgas con la lengua. Me metí un dedo en la boca, lo chupé bien, y lo llevé a la línea del culo. Separé un poco sus nalgas, e intenté meterlo en el culo.
-Despacio, por favor- me pidió, aterrado.
-Te voy a cuidar, papá- dije. 



PARA LEER MÁS pincha AQUÍ.

domingo, 6 de enero de 2013

Starcrossed (reedición)

La mañana del 6 de enero de 2013 a las 8'00 AM CET, useasé hora de las españas, en la dirección de correo del blog se ha recibido un email muy especial; un email que es mucho más que un comentario al post anterior donde presentábamos el corto titulado Starcrossed... El email lo manda Kafkiano desde México y lo ha escrito en algún momento de la Noche de Reyes mexicana, cuando los niños que han sido buenos o malos tratan de dormir mientras esperan, con ansia, a que llegue el día para ver qué les han dejado bajo el árbol de Navidad Sus Majestades los Reyes de Oriente. Como en Sin Manías no tenemos árbol de Navidad, no podíamos esperar nada de la Comitiva Real. Por eso ha sido una grata sorpresa comprobar que nuestro correo electrónico ha hecho las funciones de un gran árbol de Navidad repleto de comunicación, buenos presagios y un regalo; el de Kafkiano.

Reproducimos aquí dicho email:
'Bueno ya llego Kafkiano para salvar a todos aquellos que no saben una mxxxxx  de portugues,,, y de paso es mi regalo de reyes para ti mi querido watchingyou, pega esto en el post y veras.'

Seguidamente viene un código en HTLM y una url de Youtube.
¡Se trata del cortometraje Starcrossed subtitulado en español!

¿Qué os parece? 
¡Menudo gran regalo del Día de Reyes! 
Sin desmerecer a nuestros amigos portugueses (mis vecinos), ni tampoco a los brasileños que nos siguen, -ambos son un público muy fiel- entendemos que este blog, al dirigirse exclusivamente a un público hispanohablante, debe dar prioridad, en la medida de lo posible, al idioma español. Por eso repetimos el vídeo, pero con subtítulos en español. ¿Qué hemos subido al blog vídeos sin subtítulos o cómics sin traducción ambos en lengua inglesa? Así ha sido. ¡Pero es que no había traducción disponible ni subtítulos a los que agarrarse!
Como sea, aquí está el regalito de Kafkiano! Gozadlo! Vale la pena.




Kafkiano es un colega bloguero que desde México se ha currado (trabajado, esforzado) una emorme recopilación de cómics gay de varios artistas y de todos los estilo. Además Kafkiano también ha buscado por su cuenta y riesgo por en esas webs de Dios, versiones y traducciones de la mayoría de esos cómics en varios idiomas, incluido el portugués. No fue tan sólo afán de coleccionismo, si no también una determinación de llegar al mayor número de personas posible a través de sus blogs: I love the gay comics, fue el pistoletazo de salidda, y sus hermanos pequeños (I love the gay comics 2, ILTGC3, ILTGC4, ILTGC5) ampliaron el enorme esfuerzo del primero. Como dije, todo ha sido un gran curro.

Actualmente Kafkiano sigue en el universo bloguero con Putos Recuerdos (This the fucking life) Os aconsejo que os dejéis de chorradas (tonterías, bobadas o boludeses) y os déis una vuelta por P.R. (Putos Recuerdos) Vale la pena. 
P.R. es como aquel programa de televisión que se llamaba No sólo música, y los españoles que leen esto ya me entienden... Por eso de P.R. habría que decir No sólo porno (oye, ¿os habéis fijado en la cantidad de Pes y de eRres que hemos escrito al hablar del blog de Kafkiano?) A lo que iba: no sólo porno... Cultura, cine, tendencias, música alternativa de la que no suena ni sonará nunca -a Dios gracias- en los 40 principales, y como no, sus adorados cómics. Insisto, daros una vuelta por P.R. 
Gran blog en español para gente de mente despierta y sin manías.
Un gran beso de agradecimiento Kafkiano. Sé que muchos hispanohablantes  te están dando las gracias ya.

sábado, 5 de enero de 2013

Starcrossed

Y ahora va de veras. 
Señores sin manías vamos a ponernos serios. 
Y para ello llamamos especialmente para este post a todos los incestuosos que nos siguen y que yo sé que siempre quieren más... Más realismo, más verosimilitud, más calidad, y menos ficción barata . Siendo así este post os gustará. Pero antes de continuar AVISO A NAVEGANTES: el vídeo que ahorita os presentaré NO ES UN PORNO.
Dicho lo cual, vamos al lío.
Toda la imaginería humana (¿Imaginería? ¡Hermosa palabra!), la literatura, el arte visual, lo que sea, ha tratado y expuesto todas y cada una de las condiciones humanas que ocurren, y han ocurrido, en todas las sociedades que en este planeta habitan. El amor, la guerra, la miseria, la esclavitud, las ansias de poder, el desamor, la familia... ¿El incesto? ¡Por supuesto! No vamos a iniciar un debate aquí sobre las rígidas leyes morales y preceptos religiosos que tratan de diluir y deshacer este tipo de amor que también ocurre todos los días en las sociedades de nuestro planeta, ya sea este consentido o no consentido... No es este el lugar. Sin embargo, todos aceptamos que el incesto siempre ha sido algo que se oculta y se le pone la etiqueta de tabú para sumergirlo en las profundidades del olvido... Sólo sale a la luz en desgraciados y aberrantes casos  de abusos, violaciones; todo lo cual aún arroja más escarnio a las prácticas de amor filial. Quizá por eso una válvula de escape para proyectarlo haya sido la pornografía. Tampoco lo discutiremos aquí... Pero de vez en cuando sucede que el amor filial se cuela en algún relato, en alguna novela, o en una película... No es tampoco una novedad. Vamos a normalizarnos, si es que me aceptáis el término: lo mismo que en las películas de temática gay, donde el protagonista homosexual aparece, no como una mofa o escarnio del hecho de ser homosexual, sino como un personaje más de nuestra sociedad que vive y sufre como el resto de sus vecinos, los amantes filiales también han sido retratados como lo que son: una realidad humana.
Y eso es lo que vamos a ver en este corto: Starcrossed.





Starcrossed es un cortometraje ágil y valiente que sólo se explica en su pretensión de huir de lo establecido y provocar una reflexión en el espectador: el amor hiere, y el amor provoca un sufrimiento horrible a quienes lo padecen. Y nada más. 
Este corto, de James Burkhammer, vió la luz en 2005 y pese a su retorcido argumento logró el premio PlanetOut Short Movies Awards de aquel año. -Los PlanetOut Awards los otorga cada año desde 1995 una compañía audiovisual del mismo nombre con sede en San Francisco, California, a todas las producciones, en principio de cine independiente, de temática gay, lésbica o transexual. 
Así Starcrossed nos presenta a dos hermanos cuya relación fraternal, marcada por los maltratos e intolerancia de su padre, evoluciona a un nivel en el que los sentimientos no es que se confundan, si no que se muestran tal como son en una sociedad que es incapaz de entender ese tipo de amor.


JB Ghuman Jr.
John Wesley Shipp

Protagonizan el filme caras bien conocidas por el público norteamericano, ya que con más o menos asiduidad, todos los actores han pasado por diversas y populares series de televisión. El papel de inflexible e intolerante padre lo interpreta John Wesley Shipp, cuya popularidad se forjó en los 90 con la serie de TV Flash, el relámpago humano, o más recientemente Dawson Crece.   
Marshall Allman.
Como el hijo menor atormentado por su padre, tenemos a Marshall Allman, bien conocido por su aparición en la serie de TV True Blood (Sangre fresca). Finalmente el papel de hermano mayor recayó en J.B. Ghuman JR, quizás no tan conocido por el público, pero asiduo secundario en series de TV de probado éxito como CSI o Scrubs.
Y un último apunte: quizá la elección de la palabra Starcrossed como título de este corto no haya sido casual... En argot, Star-Crossed o Star-Crossed-Lovers (literalmente amantes de estrella cruzada o en nuestro idioma amantes con mala estrella) hace referencia a una pareja de amantes cuya relación se frustró por causas externas y ajenas, como si estuviera escrito en los astros, en la creencia de que los astros rigen o dominan el destino de las personas; un tema que ya el mismísimo W.Shakespaere, por ejemplo, ha desarrollado varias veces en sus obras, como en Romero y Julieta. Precisamente la expresión aparece en la prólogo de dicha obra. 
Hecha la aclaración, sin que esto sirva spoiler, ya nos podemos imaginar el destino de los dos hermanos protagonistas de este corto. Aún así, vamos a verlo. Espero que os guste.
A falta de subtítulos en español a que agarrarse, el vÍdeo presenta subtítulos en portugués. Assim nossos amigos de Portugal e do Brasil vao se divertir.
Gracias a J. por sugerirme este video para el blog.



viernes, 4 de enero de 2013

Creamy Christmas / Cremosa Navidad

Y ahora unos restos de la pasada Navidad... 
Creamy Christmas o Cremosa Navidad es una tira érótica (cartoon erótico para los mexicanos que nos leen, quienes gustan importar palabras de la lengua de su vecino país como si estas fueran castellano purito de Cervantes) del gran artista de origen mexicano -¡¡¡casualidad!!!- Rolando Mérida. ¡Y que nadie se me queje de no entender nada de inglés, que esta cartoon viene bilingue! 
Rolando Mérida es un autor pionero, de los que caminan y han caminado solos en el desierto, pero que aún así, saben muy bien a donde van y a donde quieren llegar... Criticado, repudiado, odiado y en algunos lugares hasta vomitado, tiene para mi  el gran honor de ser el primero en meterse de lleno en incestuosas aventuras en lengua hispana... Si no fuera así ... ¿Por qué la revista Handjobs, que se edita en el estado de Washington, allá donde Cristo perdió el gorro, desde los EEUU para todo el universo incestuoso, le permite publicar sus tiras también en español, como en un extraño ejercicio de bilinguismo? Y precisamente de lenguas no son las historias del señor Mérida: intergeneracional de aquel, en el uno llega a descubrir en primera persona los más escondidos secretos del maduro vecino de la casa de al lado, aunque en otras ocasiones por pura provocación, se incline más por un ambiente incestuoso... Gracias a Handjobs Magazine, Rolando Mérida es mundialmente conocido y sus historias se leen también en español.
¡Va por vosotros!










jueves, 3 de enero de 2013

Negociaciones (Relato)

Comenzamos el año con un dulce regalo que nos llega desde Argentina, país del que me consta tenemos muchos seguidores,  a los que mandamos un gran saludo desde la vieja Europa.
¿Alguno recuerda un relato que publicamos aquí el año pasado por estas fechas cuyo título era Pajea a tu padre? ... ¡Cómo olvidarlo con ese título tan obvio! Aunque no era el título precisamente lo mejor del relato, sino lo bien que estaba escrito... Para aquellos que no lo recuerden, y para los nuevos seguidores que se apuntaron al blog a lo largo del año pasado y no lo leyeron, usad la herramienta 'buscar en este blog' que encontraréis seguida de la nube de etiquetas; usadla digo, y buscad el relato en cuestión, o úsenla y busquen el relato en cuestión -que luego se me quejan de usar un castellano demasiado localista-
Pues bien, el dulce regalo que os traemos hoy es la continuación de ese relato... ¡Un año después es un poco tarde! ¿No es cierto? Pero como dice el clásico: nunca es tarde si la dicha es buena, y como dicen por campos de Castilla, en  las cumbres de Los Andes, o en la selva colombiana 'más vale tarde que nunca'. ¿Si? Su autor, JD, ha tenido a bien en mandarme un email dándome permiso para reproducir aquí un fragmento de su relato y linkearos el resto. Y a eso vamos. Disfrutadlo. 
Y no os masturbéis hasta terminar de leerlo.


NEGOCIACIONES,  por JD. Publicado originalmente en Propahi


Tras esa mítica tarde de enero en la que masturbé a mi padre por primera vez, las cosas no volvieron a ser iguales. Lo que en principio me había sido pedido como un favor, devino una costumbre, ¡y con qué asiduidad! Ese mismo día, lo masturbaría otra vez. (...)

Estuvimos así unos momentos, hasta que decidió metérmela toda. Entró casi toda, ya que no era muy larga. Yo estaba sorprendido, era la primera vez que lo tenía tan cerca. Su panza chocaba contra mi nariz, y los pelos se enredaban con mi incipiente barba. Instintivamente, puse mis manos en sus nalgas. Nalgas no muy bien formadas, pero con algo de carne, igual. Me hacían acordar a panecillos redondos. Él puso una mano en mi cabeza, acariciándome el pelo, y comenzó a mover la cadera. (...)

Él gemía como un poseso. Más que de costumbre. Pero no había cuidado: la ventana y la persiana, como siempre, estaban rigurosamente cerradas. Máxima seguridad. Yo lo envidié un poco. No podía gemir, simplemente tenía la boca llena. Eso me excitaba más todavía. (...)
Durante unos 20 minutos, siguió cogiéndome por arriba. A mí me encantaba, no pedía más. Estaba en la gloria. Él también. Éramos unos cerdos, sin duda. (...)




Abrí los ojos, y vi que él me miraba. Estaba por terminar. Eso no había sido planteado. ¿Adentro o afuera? ¿Tragar o escupir? La misma duda se apoderó de los dos. Lo sujeté más fuerte de las nalgas, dispuesto a lo que viniera. No era lo que me hubiera gustado, pero ya estábamos. Él lo advirtió, y se hizo para atrás, sacándola. Por un momento, me sorpendió poder respirar por la boca, me sentí extrañamente hueco. Él comenzó a pajearse y. a los cinco minutos terminó en mi pecho...


Para seguir leyendo pincha AQUÍ.